Extracción de ADN

Objetivo
  • Utilizar unas sencillas técnicas para poder extraer el ADN de un producto natural
  • Observar la estructura fibrilar del ADN.
Introducción
ADN es la abreviatura del ácido desoxirribonucleico (en inglés, DNA). Constituye el material genético de los organismos. Es el componente químico primario de los cromosomas y el material del que los genes están formados.
Materiales
Productos
  • Vasos de precipidos o vasitos de plático.
  • Tubos de ensayo
  • Un cuchillo
  • Palitos de pinchos
  • Una batidora
  • Cebolla grandes frescas
  • Kiwis
  • Agua destilada
  • Detergente lavavajillas
  • Sal
  • Zumo de piña o de papaya
  • Alcohol de 96º muy frío
Realización práctica
  • 1.- Cortamos la zona central de la cebolla en dados
  • 2.- En un vaso de agua echamos 3 cucharaditas de detergente lavavajillas y una de sal y añadimos agua destilada hasta llenar el vaso.
  • 3.- Mezclamos esta solución con los trozos de cebolla
  • 4.- Licúamos el conjunto, con la batidora, a velocidad máxima durante 30 segundos
  • 5.- Filtramos el líquido obtenido con un filtro de café.
  • 6.- Llenamos un cuarto de un tubo de ensayo con la disolución filtrada.
  • Añade otro tanto de zumo de piña y mezclamos bien.
  • 7.- Añadimos un volumen de alcohol muy frío equivalente al del filtrado, cuidadosamente, haciéndolo resbalar por las paredes del vaso para que forme una capa sobre el filtrado.
  • 8.- Dejamos reposar durante 2 ó 3 minutos hasta que se forme una zona turbia entre las dos capas. A continuación introducimos la varilla y extraemos una maraña de fibras blancas de ADN.
Extrayendo ADN
Precauciones
  • Cuando añadas el alcohol frío debes hacerlo de forma que resbale por las paredes del tubo para que forme una capa sobre el filtrado. Puedes utilizar la varilla de vidrio o una cucharilla para ayudarte.
Explicación científica
ADN en la interfase agua-alcohol
La extracción de ADN requiere una serie de etapas básicas. En primer lugar tienen que romperse la pared celular y la membrana plasmática para poder acceder al núcleo de la célula. A continuación debe romperse también la membrana nuclear para dejar libre el ADN. Por último hay que proteger el ADN de enzimas que puedan degradarlo y para aislarlo hay que hacer que precipite en alcohol.

La solución de lavavajillas y sal ayudada por la acción de la licuadora es capaz de romper la pared celular y las membranas plasmática y nuclear.

Los zumos de piña y papaya contienen un enzima, la papaína, que contribuye a eliminar las proteínas que puedan contaminar el ADN.

El alcohol se utiliza para precipitar el ADN que es soluble en agua pero, cuando se encuentra en alcohol se desenrolla y precipita en la interfase entre el alcohol y el agua.

Curiosidades y otras cosas

El ADN fue identificado inicialmente en 1868 por Friedrich Miescher, biólogo suizo, en los núcleos de las células del pus obtenidas de los vendajes quirúrgicos desechados y en el esperma del salmón. Él llamó a la sustancia nucleína, aunque no fue reconocida hasta 1943 gracias al experimento realizado por Oswald Avery

La estructura del ADN es una pareja de largas cadenas de nucleótidos. La estructura de doble hélice del ADN fue descubierta en 1953 por James Watson y Francis Crick. Una larga hebra de ácido nucleico está enrollada alrededor de otra hebra formando un par entrelazado. Dicha hélice mide 3,4 nm de paso de rosca y 2,37 nm de diámetro, y está formada, en cada vuelta, por 10,4 pares de nucleótidos enfrentados entre sí por sus bases nitrogenadas.

Sólo tenemos un 30% más de genes que un diminuto gusano, el cual tiene solo un milímetro de longitud y posee 959 células, en tanto que nosotros alrededor de 100 billones. Y mientras que los seres humanos poseemos aproximadamente 100.000 millones de neuronas, el diminuto gusano cuenta unicamente con 302.

En comparación con el arroz nos va aún peor, puesto que un grano de arroz tiene muchos más genes que una persona, y todavía no se le ha ocurrido ni la más tonta de las ideas.

Bibliografía

Volver a la página de experiencias de Química